La FABZ señala una posible «brecha» en el sistema de telemedicina

Debido a la situación causada por el Covid-19 y para reducir lo máximo el contacto físico, el departamento de Salud del Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un sistema de atención telefónica en Atención Primaria que puede dejar crear una nueva «brecha digital» por la mayor dificultad de personas mayores o zonas con mayor dificultad de acceso a Internet a la hora de hacer uso de la sanidad pública. Desde la FABZ se ha señalado la necesidad de poner en marcha alternativas asistenciales para personas mayores y para personas que no disponen de acceso a Internet.

Heraldo de Aragón ha recogido en una noticia declaraciones del presidente de la FABZ, José Manuel Arnal, y el responsable de la comisión de Salud, Juan Andrés.

Municipios y asociaciones de barrios critican el sistema de telemedicina implantado en Aragón a consecuencia del coronavirus. Tanto la Federación Aragonesa de Comarcas, Municipios y Provincias (Famcp) como la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) han registrado quejas por la «brecha» que supone, sobre todo, para los pacientes de mayor edad y para aquellos que residen en municipios con mala cobertura o que, directamente, no tienen acceso a Internet. El Gobierno aragonés anunció recientemente la compra de 325 ordenadores portátiles para reforzar esta fórmula, extendida a las 123 zonas básicas de salud del territorio.

Los profesionales consultados consideran que la telemedicina «no puede sustituir a la atención presencial». «En todo caso, puede complementarla, pero hay patologías imposibles de diagnosticar si no se ausculta al paciente o no se le ve físicamente», apuntó Merche Ortín, secretaria general del sindicato Cesm Aragón…

Las críticas también han sido elevadas a la Confederación Estatal de Asociaciones Vecinales. «En Murcia se están planteando incluso movilizaciones. Estamos hablando de unas carencias serias», señaló Manuel Arnal, presidente de la FABZ. Según dijo, existe un enfado «generalizado», ya que, en su opinión, la telemedicina ofrece una atención «de baja intensidad». «La brecha digital está suponiendo un verdadero problema», aseveró.

Efectos positivos y negativos

Juan Andrés, responsable de la comisión de Salud de la FABZ, cree que para los jóvenes y colectivos como los autónomos la telemedicina «está funcionando de maravilla», ya que les ha permitido ahorrar tiempo en sus visitas al centro de salud. «Pero la gente mayor va muy perdida. Son personas acostumbradas a otro tipo de atención», indicó.

La FABZ considera que la telemedicina «tiene un punto de cambio que bien gestionado puede ser positivo para todo el sistema». «Pero también puede resultar negativa», apuntaron desde la federación, ya que «no siempre es tan sencillo como llamar por teléfono y escuchar al paciente».

Creen, asimismo, que «no resulta muy fácil de entender» que se hayan abierto bares, discotecas, playas y terrazas y no se pueda acudir cada vez más al médico con garantías para todas las partes. A su parecer, seis meses sin «una Atención Primaria de calidad» como antes podría producir un aumento de enfermedades a futuro, ya que hay personas que no saben explicar bien qué les sucede…

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

diecinueve − 3 =