Medidas sanitarias y normas para autobuses y tranvías en Zaragoza

Desde el viernes, 19 de marzo han entrado en vigor una nueva serie de medidas del Ayuntamiento de Zaragoza para garantizar el servicio de movilidad en buses y tranvías, extremando las medidas sanitarias para ralentizar la propagación del coronavirus.

Seguimos haciéndoos llegar las informaciones de servicio público que publica el Ayuntamiento de Zaragoza, en cumplimiento del compromiso de éste con la Federación de Asociaciones de Barrio de Zaragoza de aprovechar las redes de comunicación vecinales para hacer llegar información contrastada a vecinos y vecinas.

Coronavirus bus/tranvia Zaragoza

El Área de Servicios Públicos y Movilidad del Ayuntamiento de Zaragoza continúa incorporando nuevas medidas ante la propagación del coronavirus entre la ciudadanía. El transporte público es uno de los elementos clave en este esfuerzo de prevención y, por este motivo, a las medidas ya puestas en marcha a lo largo de estos últimos días, se suma ahora dos muy específicas:

– Limitación del aforo máximo en buses y tranvía.

– En el caso de los autobuses, la entrada se realizará por la puerta central de los vehículos, permaneciendo la delantera cerrada.

Respecto a los aforos, el objetivo básico es intentar facilitar que exista una distancia mínima de un metro entre cada viajero. Esta medida también cumplirá el Real Decreto que, en este ámbito, ha publicado el Gobierno Central.
La limitación de viajeros por autobús se hará de manera proporcional al tamaño del mismo:

– Autobús articulado de 18 metros: 30 personas

– Autobús convencional de 12 metros: 17 personas.

– Autobús de 10 metros: 14 personas.

– En el caso del tranvía, el aforo máximo permitido será de 70 personas.

A lo largo del hoy mismo se iniciará, progresivamente, la implantación de esta medida. Los propios inspectores de Avanza y de Los Tranvías de Zaragoza, así como los inspectores del Servicio de Movilidad y la propia Policía Local, en su caso, realizarán controles aleatorios para confirmar que esta decisión tenga la eficacia suficiente. A lo largo de los últimos días el número de viajeros en las líneas de buses y tranvías ha disminuido de manera drástica, lo cual también es una prueba de la concienciación ciudadana en el respeto a las medidas impuestas por el Estado para frenar el contagio del COVID-19.

Sólo a modo de ejemplo, cabe citar que en estos últimos días el número de validaciones en autobús y en tranvía ha caído entre un 80 y un 90%, respecto a días equivalentes de hace justo un año.

– Tal día como ayer, en 2019, viajaron en autobús 305.230 personas, mientras que este año lo han hecho 43.774, es decir, un 85,7% menos.

– En el tranvía, el dato de hace un año fue de 104.803 viajeros, mientras que ayer lo hicieron 10.771, un 89,7% menos.

La limitación de aforo que ahora se implanta, teniendo en cuenta la ocupación que actualmente tienen los vehículos, se considera proporcionada y adecuada, siempre teniendo en cuenta que lo prioritario es la protección de la salud de los viajeros y de los conductores. A lo largo de los próximos días los servicios técnicos irán evaluando la situación para determinar si es necesario incorporar algún otro tipo de decisión.

A modo de recopilatorio, recordamos las medidas de protección puestas en marcha hasta ahora en el autobús urbano:

– Desinfección integral, a diario y en cocheras, de todos autobuses que van a prestar servicio, mediante la pulverización en bayetas de un limpiador clorado diluido en agua y repaso de todo el puesto del conductor, barras y asideros.

– Suministro de geles hidroalcohólicos a todos/as trabajadores/as de la empresa concesionaria Avanza.

– Prohibición de pago en efectivo en los autobuses, debiéndose validar con Tarjeta Bus, Tarjeta Ciudadana, Tarjeta Lazo o Abonos.

– Colocación de plásticos en los orificios existentes en las mamparas de protección al conductor de autobús.

– Obligación de entrada de viajeros al autobús por la puerta central del mismo, debiéndose proceder a la validación con Tarjeta Bus, Tarjeta Ciudadana, Tarjeta Lazo o Abonos, una vez en el interior del bus, desplazándose a la parte delantera.

– Limitación de acceso a los viajeros a las proximidades de la cabina del conductor, evitando además utilizar las dos primeras filas de asientos.

– Desinfección de las marquesinas destinadas al servicio de autobús.

– Control aleatorio, tanto por parte de inspectores de la empresa concesionaria Avanza como por parte de inspectores municipales, a través de la Asistencia Técnica a la Operación (ATO), con objeto de garantizar que no se supere, en la medida de lo posible, en ningún autobús, la capacidad máxima calculada de modo que los viajeros puedan mantener una separación mínima de un metro entre sí. Para cumplir con esta condición, el aforo máximo debería ser, de 14 viajeros en los autobuses de 10 m de longitud, de 17 viajeros en los autobuses de 12 metros y de 30 viajeros en los de 18 metros.

– Colocación de carteles informativos en los autobuses con las medidas excepcionales propuestas para frenar el COVID-19.

– Limitación de acceso a la oficina de atención al cliente del Caracol de una persona por puesto de trabajo y delimitación de la distancia de seguridad entre empleado/a que atiende y cliente.

Medidas preventivas excepcionales adoptadas en el tranvía:

– Desinfección, con carácter diario, de todas las unidades tranviarias, incluyendo limpieza en paradas de la línea.

– Desinfección, con carácter diario, de las instalaciones del tranvía.

– Suministro de geles hidroalcohólicos a los conductores del tranvía y resto del personal de la empresa.

– Apertura automática de las seis puertas laterales de cada unidad tranviaria, sin necesidad de que el usuario tenga que tocar el botón.

– Campañas informativas, por parte de los inspectores del tranvía, de las medidas establecidas con carácter general para viajar, como el mantenimiento de las distancias mínimas entre viajero/as, si así se pueden efectuar, a lo largo de los cinco coches del tranvía.

– Prohibición de pago en efectivo de la recarga de la tarjeta de viaje.

– Colocación de carteles informativos en cada unidad del tranvía con recomendaciones para evitar la propagación del virus, como el lavado de manos y la campaña “Quédate en Casa”. De este modo se recuerda a los viajeros emplear el transporte público sólo en los casos que sean necesarios buses y tranvías en los casos recogidos en el decreto de alarma.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

1 × cinco =