El conflicto de Auzsa sigue y los vecinos se concentran para pedir una solución

vecinos convocados por la FABZ contra el conflicto del bus

Los vecinos, en la primera concentración convocada por la FABZ

  • Las dos partes volverán a verse este viernes en el Sama para intentar alcanzar una salida a una huelga que durá ya más de 90 días y que afecta a “los ciudadanos más vulnerables”

  • La FABZ llevó a cabo la primera de las concentraciones a las que ha llamado a los vecinos todos los miércoles, con el fin de exigir una solución al conflicto


La reunión que mantuvieron este miércoles la dirección de la compañía de Autobuses Urbanos de Zaragoza (Auzsa) y el comité de empresa en el Servicio Aragonés de Mediación y Arbitraje (Sama) concluyó sin acuerdo, a expensas de un nuevo encuentro que se celebrará este viernes. Por su parte, vecinos convocados por la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) se concentraron por primera vez este miércoles, para reclamar el final de la huelga de bus urbano.

En la citada reunión, que duró más de tres horas, las partes acercaron posturas y han analizado una propuesta de acuerdo que les ha presentado el Sama.

Al finalizar el encuentro, el presidente del comité de empresa, Javier Anadón, reconoció, en declaraciones a los periodistas, que todavía no es posible desconvocar los paros de autobuses, que cumplen 91 días, porque “no hay condiciones para ello”.

Preguntado acerca de la posibilidad de alcanzar un acuerdo en la reunión del viernes, Anadón recalcó que los trabajadores acudirán con esa intención y ha condicionado el fin de la huelga a que se acerquen posturas.

Las modificaciones que solicitan al texto del Sama los trabajadores versan sobre los complementos de baja de los que gozan los empleados de Auzsa y sobre la antigüedad.

Postura de la empresa

Por su parte, el gerente de Auzsa, Manuel Ramo, manifestó tras la reunión que la parte positiva de este encuentro, a pesar de no haber alcanzado un acuerdo, es que siguen negociando y poco a poco van avanzando hacia la solución.

Ramo ha calificado de “duras” las modificaciones solicitadas por el comité de empresa y ha explicado que tienen un impacto económico importante, por lo que necesitan “revisarlas y valorarlas convenientemente”.

El viernes a las 11:30, el Sama ha vuelto a convocar a las partes para “limar un par de temas que tienen encima de la mesa”, según dijo el gerente.

La empresa aceptaría el texto del Sama si se revisa la antigüedad para que se genere desde enero 2016, no desde octubre de 2015 como proponía el mediador, así como la cláusula de revisión salarial.

Concentración vecinal

Por su parte, la Federación de Asociaciones de Barrios de Zaragoza (FABZ) exigió “una rápida solución al conflicto del bus” urbano de la ciudad, ante el que FABZ ha querido expresar su malestar porque afecta a los vecinos “más vulnerables” de la capital aragonesa.

La plaza de España de Zaragoza fue el escenario elegido para esta primera concentración convocada por la FABZ, que se repetirá todos los miércoles hasta que se solucione el conflicto laboral que enfrenta a Auzsa, empresa concesionaria del transporte público, y a los trabajadores.

El vicepresidente de la Federación, Javier Rodríguez, resaltó su respeto al derecho de huelga, que es “legítimo”, pero añadió que muchas de las asociaciones que integran la FABZ han expresado su malestar por esta situación que afecta a los vecinos “más vulnerables”, ha dicho, y con menos posibilidades económicas.

Desde la FABZ llaman a las partes a negociar y renunciar “un poco” en aras a alcanzar un acuerdo que culmine con esta situación en la que consideran que las competencias del Ayuntamiento son “mínimas”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

15 + 6 =